bancos-online-sin-oficinas

¿Cuánto hace que no vas al banco? ¿Acaso recuerdas la última vez que te pasaste por allí? No te preocupes, no es un hecho aislado, sino que cada vez es más frecuente. Tanto que hoy en día el 48 % de municipios españoles no disponen de oficinas. La proliferación de los bancos online con su operativa 100 % a través de internet son una de las consecuencias, pero ¿qué pasa con el trato personal? ¿Una operativa online nos beneficia realmente? A continuación, reunimos los pros y contras de estas nuevas entidades.

¿Cómo han cambiado los bancos tradicionales?

La crisis financiera de los últimos años ha hecho mella también en el sector bancario. Entre los años 2008 y 2016 se han cerrado unas 17.000 oficinas llegando, en la actualidad, a tener el mismo número que en 1983.

Para sobrevivir, los bancos más fuertes han absorbido a otros, mientras que algunas entidades se han fusionado entre sí, creando grandes sociedades financieras. Esta remodelación ha sido uno de los principales factores que han dado una nueva imagen al sistema financiero español, pero no el único. Hay otro aspecto que no hay que pasar por alto: la necesidad de adaptarse a las nuevas necesidades de la sociedad.

Donde antes se valoraba principalmente un buen servicio, ahora parece que importa más la comodidad y pagar menos comisiones por los productos bancarios. Sin duda dos características de las cuales los bancos online se han hecho los promotores ideales.

¿Qué diferencias tienen las entidades online respecto a las de sucursales?

Los bancos online son los grandes camaleones del sistema financiero. Han aprovechado la crisis y los avances tecnológicos y han creado una política que parece encajar a la perfección con los jóvenes actuales: productos sin coste y operar desde casa. Pero, ¿que nos estamos perdiendo? Aquí mostramos tanto sus puntos fuertes como débiles.

  • Dan facilidades para contratar sus productos, y cada vez más. Hoy en día existen bancos que permiten abrir una cuenta en cuestión de minutos y a distancia. Todo gracias a la aplicación de un sistema biométrico (identificación a través de un selfie) y una posterior videollamada con el banco como forma de confirmación de identidad.

 

  • Suplen la ausencia de oficinas físicas con una web y atención al cliente competitivas. La primera sirve para aclarar las condiciones de cada producto con transparencia y vídeos explicativos. En cuando a la atención, algunas disponen de canales variados para poder contactar (WhatsApp, Facebook, correo electrónico o teléfono) abiertos 24 horas y todos los días de la semana. Es el caso de entidades como ING Direct e imaginBank.

 

  • Evitan desplazamientos y horas de espera a sus clientes. Incluso aquellos que disponen de algunas oficinas puntuales suelen dar cita a los usuarios, para agilizar el proceso y que no deban esperar.

En cambio, debemos tener en cuenta que el hecho de no contar con un trato personal nos priva de otros beneficios como:

  • No es posible contratar productos personalizados. Este hecho afecta principalmente a aquellos clientes con un buen perfil, a los cuales los bancos tradicionalmente ofrecían ofertas ventajosas y ajustadas a sus necesidades especialmente en lo referente a préstamos o hipotecas. Los bancos online, en cambio, tienen productos estandarizados sin importar las características del usuario.

 

  • Apostar ante todo por las nuevas tecnologías hace que dejen de lado una gran parte de la sociedad que no sabe emplearlas o prefiere seguir las rutinas clásicas. Además, otras grandes entidades con oficinas como el BBVA están invirtiendo fuertemente en fintech, abarcando, de este modo, a público de todos los sectores. Un aspecto ante el cual los bancos solo online difícilmente pueden competir.

 

Un banco online pero con oficinas, ¿realidad o ficción?

No todo debe ser blanco o negro y hay entidades que lo saben. Por eso, mantienen una filosofía que aprovecha las ventajas de los bancos online y solventa los problemas mencionados en el punto anterior. Se trata de bancos que podemos calificar como híbridos y permiten operar a través de internet al mismo tiempo que mantienen una interesante red de oficinas, para quienes prefieran el cara a cara.

Aunque existen varios ejemplos de este tipo, en España existen dos bancos híbridos por excelencia:

 

  • ING Direct. Entidad de origen holandés que desde hace años abandera los bancos online por ofrecer productos sin comisiones y con interesantes ventajas como descuentos en gasolina, comercios, etc. Además, dispone de oficinas en las principales ciudades del país.

 

  • Evo Banco. Este banco español cuenta con una red de oficinas todavía más amplia que el anterior. Además, su política de cero comisiones y la posibilidad de sacar dinero en cualquier cajero del mundo, bajo determinadas condiciones,  lo convierten en una entidad de lo más atractiva.

Autor: Marta Monforte


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.