Las tarjetas de crédito, la mejor financiación para tu escapada de Halloween

tarjetas de crédito

Ahora que se acerca el puente de noviembre y con el buen sabor de boca que nos han dejado estos días de vacaciones, es hora de planear nuestra próxima escapada. Los jóvenes pagamos con cualquier tarjeta sin pensar en las ventajas que nos pueden otorgar. Sin embargo, las tarjetas de crédito son un mundo por descubrir, ya que nos ofrecen servicios como los seguros gratuitos, idóneos para nuestros viajes o compras online, y las diferentes modalidades de financiación, desconocidas para muchos de nosotros.

Con las tarjetas de crédito, mi seguro, asegurado

En muchas ocasiones, cuando nos disponemos a viajar, no pensamos en contratar ningún tipo de póliza. Pero, tal y como recoge el Boletín Oficial del Estado, al contratar nuestra tarjeta de crédito, la entidad nos incluye gratuitamente diferentes seguros que nos protegerán ante cualquier imprevisto. Los servicios más comunes son los de antirrobo y antifraude, pero hay plásticos que incluyen en sus pólizas otras ventajas como seguros médicos, de asistencia en viajes, asistencia en compras…

Si nuestra intención es viajar, deberemos fijarnos en los servicios incluidos y la cuantía cubierta en caso de siniestro. Veamos cuáles son los tipos de seguro más habituales en las tarjetas que se usan para viajar:

  • Seguro antirrobo: es el más común en las tarjetas de crédito. Este nos protegerá de cualquier uso que hagan del plástico en las siguientes 72 horas desde la pérdida o sustracción. La cantidad de devolución acordada dependerá de la entidad bancaria y de la póliza que esta tenga contratada.
  • Servicio antifraude: cubrirá cualquier clonación que se le realice a nuestro plástico. Este servicio suele ir incluido dentro de nuestro seguro antirrobo.
  • Seguro protección compra: nos aseguran durante un periodo de tiempo determinado cualquier inconveniente (pérdida, robo, daño accidental…) surgido a las compras pagadas con nuestra tarjeta de crédito. La indemnización que nos ofrezca el seguro variará dependiendo de la aseguradora que nuestra tarjeta tenga contratada.
  • Seguro de viaje: es bastante común en las tarjetas de crédito y cubre retraso en los vuelos, pérdida de equipaje, cancelación…
  • Seguro de accidente en viaje: cubrirá la asistencia médica, tanto del titular de la tarjeta como de los acompañantes, en caso de accidente, defunción, invalidez, etc.

La tarjeta oro Wizink y la Visa Evo Finance Clásica son dos ejemplos de plásticos con buenas pólizas para cubrir nuestras escapadas:

Tarjeta Aseguradora Tipos de seguro Me interesa
 Tarjeta de crédito Oro WiZink Caser Seguros Accidentes personales en transporte: hasta 300.000€

Asistencia en viajes: hasta 45.000€

Protección de compras: hasta 6.000€

Tarjeta de crédito Visa Evo Finance Clásica Inter Partner Assistance S.A Asistencia emergencia y asesoramiento médico: hasta 100.00€

Accidentes y asistencia en viajes 24h: 407€ con retrasos de más de 8h

Protección de compras: 24.450€ anual

Ambos productos los podemos solicitar cómodamente a través de Internet y no nos obligan a abrirnos una nueva cuenta corriente.

Cómo financiar mi escapada con mi tarjeta de crédito

Aunque la forma más habitual de pago con una tarjeta de crédito es liquidar a final de mes, estos plásticos también nos ofrecen diferentes vías de financiación. De esta manera, podríamos, si quisiéramos, pagar a plazos nuestro viaje. Veamos cuáles son los métodos de pago que nos ofrecen estas tarjetas:

  • Pago diferido mensual: es el más común entre las formas de pago, ya que devolvemos el dinero gastado a principios del mes siguiente. Es decir, si nuestro viaje nos cuesta 1.000 euros, podremos devolver esta cantidad a principios del siguiente mes sin ningún tipo de interés ni comisión.
  • Pago fraccionado: todas las entidades nos ofrecen la posibilidad de poder financiar nuestros pagos a plazos, pero con intereses.
    • Pago fraccionado variable: nosotros escogeremos qué cantidad abonar cada mes y durante cuantos meses, pudiendo variar las cuotas y la cantidad tantas veces como queramos. Es decir, aplazaremos durante 6 meses los gastos de 600 euros, abonando 100, 200, 50 euros cada mes, dependiendo de nuestra liquidez mensual.
    • Pago fraccionado fijo: en este caso, nosotros escogeremos en el momento de la financiación una cantidad fija (o porcentaje fijo) a abonar durante un plazo determinado, que no podremos cambiar. Este tipo de financiación conlleva una penalización en caso de no cumplir con los requisitos acordados. Así, pagaremos durante seis meses la cantidad de 100 euros al mes para poder financiar un gasto de 600 euros.

Por defecto, la mayoría de estos plásticos vienen con la modalidad de pago fraccionado fijo, aunque lo podemos cambiar con una simple llamada telefónica, con una visita a la oficina de la entidad o con un clic en la aplicación correspondiente.

Autor: Patricia Sendra


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o la inmobiliaria par vender tu piso. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *