Las nuevas empresas de tecnología financiera están en auge. Los bancos lo saben, y más allá de verlas como una oportunidad de negocio, también las perciben como una nueva competencia en un mercado que siempre había estado dominado por los bancos. ¿Cuáles son los peligros que las fintech suponen para los bancos? ¿Qué deben temer de ellas?

Una amenaza inminente

Desde BBVA Research ya se advirtió hace más de dos años del riesgo que suponían las empresas fintech para el negocio de los bancos tradicionales: “Hipotéticamente, un cliente podría contar con todos los servicios de un banco (ahorro, pagos, préstamos, inversión), uniendo la oferta de las diferentes start-ups”. Adicionalmente, también afirmaron que: “la abundancia de servicios, gratuitos y amigables para el cliente, está desagregando la oferta de los bancos creando grietas por las que las entidades financieras que no se adapten podrían perder no sólo los beneficios de ese negocio, sino también su papel como interlocutor central con el cliente en lo relativo a su vida financiera”.

Una muestra de este auge de las fintech lo encontramos en la llegada de bancos que utilizan estas nuevas tecnologías, los llamados neobanks o challenger Banks. Dos de los más destacados son Revolut, que cuenta con un millón y medio de clientes o el alemán N26, con más de 850.000 clientes.

Y es que las fintech no son una amenaza futura, sino que ya están luchando en España por ganar clientes. De hecho, aquí ya hay algunos bancos centrados en ganar clientes, como Ferratum, imaginBank o los que acabamos de mencionar.

Algunos bancos se alían con las ‘fintech’

Pero el lugar de luchar contra sus clientes, algunos bancos han entendido la filosofía de estos nuevos negocios y han decidido unirse a ellos. BBVA es un claro ejemplo de ello. Este año celebrará la décima edición de la mayor competición fintech que hay en el mundo, llamada Open Talent 2018. En ella, se buscan las start-ups con más potencial para cambiar la industria financiera.

De hecho, el banco presidido por Francisco González es uno de los españoles que más ha apostado por este negocio. En concreto, ha comprado e invertido en marcas como Simple, Holvi, Openpay o Madiva.

Santander ha sido otra de las marcas españolas que tampoco ha podido resistirse a la llegada de las fintech. El banco presidido por Ana Botín ha apostado por marcas como iZettle, Curve o MyCheck, aplicaciones especializadas en pagos móvil.


Autor: Elisenda Picart


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.