La Ley de Segunda Oportunidad oxigena tus deudas por créditos para autónomos y emprendedores

creditos emprendedores

A principios de este mes conocíamos la noticia de que un juzgado de un pueblo de Barcelona ha cancelado las deudas de un pescadero gracias a la Ley de Segunda Oportunidad. En concreto, este señor había contraído una deuda con diferentes entidades financieras que superaba los 31.500 euros. El hombre se acogió al Beneficio de Exoneración total del Pasivo Insatisfecho (BEPI) que contempla esta ley y, tras el visto bueno del administrador concursal, el auto dice que todas las deudas contraídas quedan canceladas. ¿Cuáles son los rasgos principales de esta ley que exonera las dudas de los créditos para autónomos y emprendedores?

Claves para comprender esta ley que cancela los créditos

Esta ley de 2015 está especialmente diseñada para particulares y profesionales por cuenta propia (autónomos) que han visto fracasar su emprendimiento dejándoles sumidos en un mar de deudas. Antes de esa ley, estas personas tenían que hacer frente a estas deudas con su patrimonio presente y futuro. Las claves más importantes de la Ley de Segunda Oportunidad son:

  • En primer lugar, el deudor debe compensar a sus acreedores con bienes que no sean necesarios para la actividad profesional del deudor o con acciones de su empresa. Además, el emprendedor tiene que proponer un plan de pagos para hacer frente a las deudas que no supere los 10 años.
  • Todo el proceso está tutelado por un juez, por lo que si nos acogemos a esta ley, podemos solicitar la ayuda de un mediador concursal para que nos guie en el proceso de negociación.
  • Solo podremos deshacernos de las deudas contraídas con los préstamos de capital privado, que son, por ejemplo, los bancos, proveedores u otros prestamistas. Por lo que las deudas de la Seguridad Social y de la Agencia Tributaria no desaparecen.

Además, cuando solicitamos el concurso de acreedores, el juez puede exonerarnos de las deudas bajo dos condiciones: que considere que ya no tenemos dinero ni activos para afrontar las deudas y que hayamos demostrado obrar de buena fe. Esto último quiere decir que no hayamos provocado la insolvencia adrede y que no hayamos rechazado una oferta de trabajo en los cuatro años anteriores a acogernos a esta ley. Además, no podemos haber sido ya beneficiarios de esta ley y hemos tenido que intentar alcanzar un acuerdo con los acreedores antes de empezar todo el proceso.

Esta ley nos puede dificultar el acceso  a créditos para autónomos

Este es uno de los aspectos negativos que puede tener el acogernos a esta ley. La dificultad para encontrar financiación para empresas en el futuro se debe a que nos incluirán durante cinco años en una lista de morosos, por lo que el abanico de posibilidades de acceder a créditos se nos reduce.

Otro aspecto negativo es que la cancelación de las deudas no es definitiva tampoco, pues en los cinco años posteriores a la concesión, los acreedores pueden volver a reclamar su dinero. Esto puede darse en dos situaciones: si detectan que estamos obteniendo ingresos mediante economía sumergida y si nuestra situación económica mejora de forma considerable.

Autor: Maria Garcia


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o la inmobiliaria para vender tu piso. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.