Un descubierto bancario se produce cuando gastamos o retiramos más dinero del que disponemos en nuestra cuenta, una situación popularmente conocida como entrar en “números rojos”. En caso de que nuestros gastos sean superiores a los ingresos será el banco quien nos prestará el dinero para cubrir la deuda y esto, lógicamente, tiene un coste. En este artículo explicaremos qué coste puede llegar a tener un descubierto bancario y qué podemos hacer para evitar esta situación.

¿Qué debo hacer si entro en descubierto bancario?

Lo primero que debemos saber si entramos en números rojos es que deberemos cumplir tres obligaciones establecidas por el Banco de España:

  • Devolver inmediatamente el capital que nos ha avanzado el banco
  • Pagar los intereses que se hayan generado por el anticipo
  • Pagar las comisiones correspondientes, en caso de que las hubiese.

Debemos tener en cuenta que, cuanto antes paguemos la deuda, más económico será el anticipo, ya que, generalmente, el coste de entrar en descubierto es muy elevado.

¿Qué coste tiene un descubierto bancario?

El coste que tiene un descubierto bancario está limitado por ley. Los intereses de los descubiertos no pueden ser superiores a dos veces y media el precio legal del dinero, dejando la TAE media de los descubiertos entre el 4 % y el 5 %. Además de estos costes, lo más probable es que el banco también nos cobre comisiones. Existen dos tipos de comisiones que nos pueden cobrar por entrar en descubierto:

  • La comisión del descubierto en sí, que no se trata de más que una penalización por contraer una deuda con el banco (ya que, recordemos, será la entidad la que nos avance el capital). Normalmente, el coste de esta comisión es un porcentaje que ronda el 4 %.
  • La comisión por reclamación de posiciones deudoras, que no es más que la notificación del banco de que hemos entrado en números rojos. Suele ser un coste fijo que ronda los 35 euros.

¿Qué puedo hacer para evitar esta situación?

Como acabamos de ver, el coste del descubierto puede ser muy elevado. Por ello, lo mejor es ser el máximo de precavidos posible y evitar llegar hasta esta situación.

Lo primero que debemos comprobar es si nuestra cuenta corriente rechaza los pagos que sean superiores al capital disponible o, por el contrario, los cobran y ellos nos avanzan el capital. En caso de que sea así, deberíamos negociar con ellos para que rechazasen esta opción.

Por otro lado, deberíamos llevar un control exhaustivo de nuestras finanzas, de todos los ingresos y gastos que se realicen en la cuenta bancaria, de forma que podamos anticiparnos al descubierto.


Autor: Elisenda Picart


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.