Nuestro primer movimiento en el mundo de las finanzas viene generalmente marcado por el simple hecho de abrirnos una cuenta corriente. Y esto es así porque es el producto más básico que nos puede ofrecer un banco. Tan básico que a menudo no nos paramos a mirar atentamente las diferencias que existen entre una cuenta y otra.

¿Qué es una cuenta corriente?

Una cuenta corriente es una cuenta bancaria que nos permite depositar nuestro dinero para posteriormente tener acceso a él, ofreciendo una serie de funciones operativas. En muchas ocasiones, al querer adquirir otros productos bancarios, como hipotecas, créditos, depósitos o tarjetas, se nos creará paralelamente una cuenta corriente en la entidad correspondiente, que sirva como base para las demás operaciones.

La cuenta que está hecha para mí

Antes de abrir una cuenta corriente debemos de ser conscientes del tipo de perfil que tenemos. Aspectos tan simples, como nuestra edad, pueden determinar la diferencia entre una cuenta joven y una cuenta de pensionista, que a su vez conllevará otra serie de ventajas.

Del mismo modo, anticipar para qué nos va a servir la cuenta, nos puede ayudar a elegir un banco u otro, en función de las ofertas disponibles. Si queremos la cuenta corriente para realizar transferencias, o si queremos simplemente tener acceso a muchos cajeros o que no nos cobren por tener una tarjeta, son ejemplos de aspectos que pueden determinar la elección.

Cuenta corriente sin comisiones

Puestos a que no nos cobren por tener una tarjeta, si buscamos más, podemos encontrarnos con las cuentas sin comisiones. Este suele ser el principal reclamo de las cuentas online como la cuenta Corriente Operativa de Openbank

Las principales comisiones de las que podemos liberarnos son las siguientes:

  • Comisión de mantenimiento de la cuenta
  • Comisión de administración o de apunte
  • Comisión por realizar transferencias
  • Comisión por ingresar o emitir cheques
  • Comisión por utilizar los cajeros automáticos
  • Comisión por descubiertos
  • Comisión por reclamación de posiciones deudoras

Todavía más ventajas si domicilias la nómina

El hecho de tener muy claro que tipo de clientes somos, nos permitirá elegir la cuenta corriente cuyas ventajas nos aporten más. Podemos elegir tener descuentos en compras o actividades culturales, como suele ser el caso de las cuentas joven, o devoluciones en las facturas, si bien esta última se encuentra principalmente en otros productos como las cuentas nómina.

 Cuenta corriente y cuenta de ahorro

En algunos casos es posible encontrarse con cuentas que son a la vez una cuenta de ahorro y una cuenta corriente, como por ejemplo la cuenta Sin Nómina de ING Direct, que nos permiten tener toda la operatividad que necesitemos, y además nos genera intereses.

¿Quieres saber cuales son las mejores cuentas bancarias? Consulta nuestro ranking


Autor: HelpMyCash


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.