Los fondos de inversión de renta fija son vendidos muchas veces por los bancos como la opción perfecta para quien quiere obtener rentabilidad sin apenas correr riesgos. Sin embargo, eso no es del todo así: en función de la evolución de los tipos de interés, un fondo de renta fija puede conllevar pérdidas, especialmente si se trata de un fondo de renta fija a largo plazo.

Los bonos constituyen prácticamente el 99% de cualquier fondo de renta fija. Estos productos tienen dos riesgos a tener en cuenta: (1) el riesgo económico y (2) el riesgo de tipo de interés. El primero, el más conocido, hace referencia al riesgo del emisor y va vinculado a su solvencia. Todos sabemos que si la empresa que ha emitido el bono quiebra podríamos perder nuestro dinero. El segundo riesgo, en cambio, va referenciado al interés del bono en relación a la evolución general de los tipos de interés.

Pues bien, este segundo riesgo no se suele tener en cuenta por parte de los inversores inexpertos, pese a ser bastante importante, especialmente cuando hablamos de fondos de renta fija. Pongamos que tienes un bono que remunera al 3%. Ahora puede ser una buena opción pero, ¿y si suben los tipos? En el mercado se podrían encontrar opciones más rentables y, por tanto, tu bono ya no sería tan buena opción. Esto hace que su precio en el mercado baje y, en consecuencia, que pierda valor. Y claro, cuanto mayor sea el plazo mayor será el riesgo, puesto que obliga a mantener durante más tiempo un interés más bajo que el de mercado, por lo que el bono perderá valor en función de su plazo. Ahí va un ejemplo. Si, pongamos, los tipos suben un 1%, el valor de tus bonos se modificarán del siguiente modo:

  • Si es un bono a 3 años, podría bajar un 2,80%
  • Si es un bono a 10 años, podría bajar un 8,60%
  • Si es un bono a 30 años, podría bajar un 20%

Por supuesto, puedes esperar para recuperar tu inversión al final del plazo pactado, siempre y cuando estés dispuesto a recibir menos rentabilidad de la que ofrece el mercado durante todo ese tiempo. Pero si has invertido en un fondo de renta fija, que tiene un precio diario, verás el valor de tu inversión bajar de manera significativa si suben los tipos de interés, especialmente si se trata de un fondo invertido en bonos a largo plazo.

Así pues, analiza bien el riesgo de cada inversión, incluso si es una inversión a tipo fijo en empresas con buena situación financiera (rating investment grade de Moody’s o S&P, por ejemplo), puesto que el riesgo de tipo de interés puede afectarte igual. Y si no entiendes lo suficiente o no quieres complicarte, piensa en abrir el producto de ahorro más sencillo del mercado, un depósito bancario, o bien una cuenta de ahorro. Están garantizadas y no perderás ni un euro de tu inversión por mucho que cambien los tipos de interés.


Autor: A. Portolés


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.