ahorrar energía en casa

Cocinar es, para muchos, una actividad placentera, una afición. Para otros, un trámite que se cuela en su apretada rutina y que marca la diferencia entre una dieta sana y un plato precocinado del supermercado. Efectivamente, pasar el rato, las horas incluso, entre fogones, cacerolas y sartenes no es una actividad al gusto de todos. En cualquier caso, nos guste o no, la mayoría tenemos que cocinar de vez en cuando, ya sea con una sonrisa en la cara o sin ella.

El banco en tu cocina: baterías de cocina, cristalerías y cuberterías de regalo

Encontrar el tiempo, las ganas y una receta que nos seduzca es básico para disfrutar cocinando. Disponer de una buena batería de cocina, también. Los «cocinitas» lo sabrán: tener una sartén en la que no se peguen los huevos o una cacerola a la que no le aparezcan ralladuras al cabo de cuatro usos es importante, nos guste o no nos guste cocinar. Es ahí donde entran en juego las entidades bancarias, dando respuesta a esa necesidad dométisca que todos tenemos: rellenando nuestros armarios de vajillas, baterías de cocina y relucientes cristalerías.

Son pocas las entidades que no han optado en algún momento por regalar algún producto de este tipo como reclamo para captar nuevas nóminas u ordenar la apertura de nuevos depósitos. Al fin y al cabo, si pretendemos ahorrar para conseguir nuevos accesorios de cocina, también es una opción abrir un depósito durante un tiempo determinado y que sea el banco el que nos regale ese producto. Nosotros depositamos nuestro dinero y ellos nos ayudan a completar nuestra cocina.

Bankia, por ejemplo, nos regala una olla a presión al depositar 3.000 € durante un plazo de 13 meses, un regalo que equivale a obtener una TAE del 1,85% o, su equivalente en euros, alrededor de 60. El Banco Mare Nostrum, por su parte, nos ofrece un juego de wok, crepera y sartén por realizar una imposición a plazo fijo durante 6 o 4 meses, por un importe de 4.300 € o 6.400 € respectivamente (1,70% TAE en ambos casos). Como podemos comprobar, es otra manera de estrenar nuevos enseres del hogar, en este caso, para la cocina. En lugar de desembolsar una cantidad de dinero por la compra de accesorios de cocina, podemos abrir un depósito y recibir, en concepto de intereses, estos productos del banco. Otra forma más de ahorrar que puede que haga salivar a los entusiastas de la cocina.

Debemos tener en cuenta que los regalos recibidos del banco, cuando éstos sean consecuencia de una cesión de capital, es decir, al abrir un depósito o una cuenta, se consideran una retribución en especie y, a efectos fiscales, están grabados por el IRPF. Así que si recibimos un regalo del banco, Hacienda se quedará con el 21% del valor de ese regalo.

Y si lo nuestro no son los regalos bancarios, siempre podemos decantarnos por un plazo fijo al uso y reinvertir los intereses que hayamos ganado en ese capricho con el que llevamos tiempo soñando.


Autor: Javier Mezcua


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.