Con el mercado de los depósitos a plazo fijo convertido en un páramo, muchos pequeños inversores sin conocimientos de bolsa están empezando a considerar la opción de abrirse un depósito referenciado aunque saben que, tras la promesa de más rentabilidad, se esconden algunas complicaciones. ¿Son recomendables estos productos? ¿Qué peligros tienen? ¿Son para todo el mundo?

3 razones a favor

  1. La mayoría de depósitos referenciados garantizan el 100% del capital, lo que supone que estos depósitos están garantizados hasta 100.000 euros por el Fondo de Garantía de Depósitos español, igual que los depósitos a plazo, solo que los referenciados, en general, solo están garantizados a vencimiento.
  2. Pueden ser más rentables que los depósitos a plazo. El mercado ofrece atractivas ofertas como el Depósito Estructurado Garantizado Doble Cupón con Memoria de BBVA al 4% TAE o el Depósito 2,75 Mix de Banco Mediolanum al 2,75%.
  3. La inversión mínima requerida es asequible para el pequeño ahorrador. Suele oscilar entre los 600 y los 6.000 euros.

3 razones en contra

  1. Plazos más largos. Si los depósitos a plazo fijo suelen contar con plazos entre 3 meses y 3 años, con una gran variedad de ofertas a menos de 13 meses, los depósitos referenciados suelen contemplar plazos entre los 3 y los 5 años, lo que se conoce como «medio plazo».
  2. La rentabilidad ofrecida puede ser menor o incluso 0%. El interés que  podemos obtener con estos depósitos depende de la evolución de uno o varios índices bursátiles (Ibex35, Eurostoxx, Euribor…), de la cotización de un grupo de acciones (de Telefónica, Santander…), etc. Lo que significa que si la bolsa cumple las expectativas explicadas en el folleto del depósito, ganaremos bastante. Y si no, ganaremos muy poco o incluso nada, a pesar de haber mantenido el dinero depositado durante 3, 4 o 5 años.
  3. Si necesitamos el dinero antes del fin del plazo acordado podemos perder parte de lo invertido. En los depósitos referenciados, el banco solo garantiza el 100% del capital al vencimiento. Y si necesitamos retirarlo antes, deberemos vender en el mercado secundario al precio del momento, lo que nos puede hacer ganar dinero, pero también perderlo. En cualquier caso, esta operación irá por nuestra cuenta y riesgo.

En resumen, son productos aptos para personas que no necesiten su dinero en unos años y quieran probar si es posible obtener más rentabilidad aun a riesgo de acabar obteniendo menos.

Además, es primordial preguntar al banco por 2 condiciones: cuál es la rentabilidad mínima que obtendremos en el peor de los casos y qué pasa si necesitamos el dinero antes del plazo acordado. ¿Lo podremos sacar? ¿Habrá una comisión por cancelación anticipada?

¿Sigues prefiriendo un depósito a plazo fijo?


Autor: A. Portolés


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.