Cuando las grandes entidades bancarias cerraron el grifo de la financiación, muchas personas vieron como desaparecían sus oportunidades de obtener liquidez. En ese momento, las entidades privadas vieron la luz al final del túnel y empezaron a ofrecer productos cada vez más competitivos con los que poder obtener dinero rápido más fácil que en el banco.

Ahora los bancos empiezan a dar su brazo a torcer y la gran competitividad entre ambas vías de financiación hace que nos planteemos cuál es la mejor opción a la hora de conseguir un préstamo.

Diferencias entre un préstamo bancario y uno privado

Precio

Los préstamos bancarios suelen ser más económicos a nivel de TAE porque tienen un plazo de amortización más largo. Además, no debemos olvidar las comisiones y los gastos de gestión que aumentarán el precio.

Los préstamos privados tienen una TAE más alta porque la gran mayoría se conceden sin aval, por tanto, las empresas prestamistas corren más riesgos. Pero, haciendo hincapié en la alta competitividad, cabe destacar el nacimiento de préstamos privados con una TAE más baja, por ejemplo el préstamo Cofidis, desde el 6,49 % TAE.

Por otra parte, los prestamistas privados también conceden mini créditos, que se devuelven en un plazo máximo de 30 días y se cobran en función del importe solicitado y los días que hayamos tenido el préstamo a nuestra disposición. De estas características podemos encontrar mini préstamos por menos de 1 € al día, como ¡QuéBueno!, que actualmente tienen una oferta del 25 % de descuento en su primer préstamo con el código HMC0415; Kyzoo o PepeDinero.

Rapidez

Un préstamo bancario puede tardar meses en aprobarse, mientras que con los préstamos privados tendremos una respuesta al momento. Los mini préstamos no tardan más de 48 horas en estar disponibles y los préstamos de importes más altos, como Cofidis, tardan poco más de una semana y el dinero está disponible en 24 horas tras se aprobado.

La velocidad de concesión de los préstamos privados se debe al escaso papeleo y a la comodidad de los trámites, pues se pueden solicitar totalmente online sin tener que desplazarnos a la surcursal.

Probabilidades de aprobación

Para acceder a un préstamo bancario y que éste sea aprobado, debemos cumplir una serie de requisitos bastante estrictos que muchas veces nos dejan fuera de juego, como domiciliar la nómina o contratar productos vinculados que no nos interesan. En cambio, los prestamistas privados tienen unas condiciones más flexibles, por ejemplo, no es necesario disponer de nómina ni presentar un aval, por tanto, las posibilidades de aprobación son mucho más altas.

¿Qué crédito es el que más me conviene?

Préstamos privados

  • Si estamos en listas de morosidad como ASNEF o RAI
  • Si no tenemos nómina pero sí pensión o prestación por desempleo
  • Si necesitamos dinero urgente y el importe no supera los 1.000 €
  • Si necesitamos reunificar deudas y pagar todas en una sola cuota

Préstamos bancarios

  • Si necesitamos solicitar un préstamo hipotecario
  • Si necesitamos una cantidad superior a 15.000 €

Autor: Sandra Garau


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.