Clara Alba

FUENTE: Gestionatudinero.com

Los actuales precios del petróleo, la caída del euro y el programa de estímulo del Banco Central Europeo (BCE) son las tres patas que a juicio de los expertos están soportando las subidas de las Bolsas europeas. Sin embargo, el hecho de que muchos parqués del Viejo Continente se encuentren en zona de máximos, obliga a los inversores a revisar su estrategia con dos claves en el horizonte: ser tremendamente selectivos y volver a mirar a los fundamentales.

La entrada de dinero hacia la renta variable europea en detrimento de la estadounidense ha quedado reflejada en el primer trimestre del año, con las Bolsas de la región escalando posiciones y dejando rezagados a los principales indicadores de Wall Street. Uno de los segmentos que mejor demuestra esta avalancha de capitales es la de los fondos cotizados. Según los últimos datos de BlackRock a cierre de marzo, estos productos captaron 97.200 millones de dólares a escala global. De esa cifra, 34.200 millones de dólares corresponden a fondos cotizados en Europa, el mejor trimestre de la historia de estos productos.

Los expertos de Fidelity Worldwide Investments han elaborado un informe en el que apuntan a que, ahora que el impacto de los estímulos del BCE y la depreciación del euro parecen estar ya asimilados por los inversores, estos deben buscar un enfoque de inversión activo y ‘ascendente’ que se centre en generar alfa (capacidad para generar rentabilidad respecto al índice de referencia) a partir de la inversión en empresas europeas.

El impacto del crudo

Con los niveles del euro y el soporte del organismo presidido por Mario Draghi ya patentes en el mercado, los expertos apuntan a los precios del crudo como un factor que puede seguir dando alegrías en términos macroeconómicos a los inversores. Según un reciente estudio de UBS sobre las crisis petroleras de 1986 y 1990, “por cada 10% de descenso del crudo, los beneficios de las empresas europeas crecieron un 2%”. Del mismo modo, para los consumidores, la energía barata es como un recorte de impuestos, ya que eleva la renta real, impulsa el consumo y sostiene las estimaciones de crecimiento económico de la UE, que han subido hasta el 2,1% en 2016.

“Lo que de verdad importa es saber qué empresas van a salir beneficiadas realmente” en este contexto, explican desde la gestora, donde apuntan a la importancia de diferenciar entre los distintos valores del mercado, algo que hasta ahora no sucedía. “Los inversores no han diferenciado entre buenas y malas empresas en Europa y los niveles de dispersión entre valores se encuentran en mínimos de 20 años”, explican. Así, los beneficios y los fundamentales de las compañías se tornan clave para apostar al caballo ganador, más allá de predicciones macroeconómicas descendentes.

Atentos a los beneficios

Los analistas de la firma ven con confianza los balances de las empresas europeas, ya que la mayoría (el 67%) considera que son más saludables que en 2014. Según una encuesta de la gestora realizada entre sus expertos, el crecimiento de los beneficios también se espera que sea fuerte. En ese sentido, “el 93% de los analistas espera que las empresas que cubren mantengan o aumenten la remuneración al accionista este año, en sintonía con el 5% de crecimiento interanual previsto para 2015”.

Aunque los expertos valoran en general de forma positiva a las empresas europeas, se observan divergencias claras dentro de la región, lo que impone un enfoque selectivo por parte de los inversores. “Nuestros analistas son optimistas sobre productos farmacéuticos y software gracias a los elevados niveles de innovación en fármacos y productos, así como empresas de consumo, gracias al impulso que da el abaratamiento de la energía a la renta”, explican desde Fidelity. En el otro lado de la balanza, la gestora sitúa a sectores relacionados con metales y minería y energía.

“En definitiva, estamos en un entorno que augura un regreso a la selección de valores por fundamentales”, aseguran los expertos. Así pues, todo indica que, a partir de ahora, la generación de alfa probablemente adquiera una relevancia mayor en las rentabilidades. Y los gestores activos tienen mucho que decir en este contexto.


Autor: Sandra Garau


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.