financiacion al instante

Los préstamos rápidos son una buena opción para resolver imprevistos cuando no tenemos dinero en nuestra cuenta corriente o llegamos ajustados a final de mes. Para sacarles el máximo partido debemos conocer las distintas opciones que existen en el mercado y el coste total que tendremos que pagar utilizando cada una de ellas. Por ejemplo, si nos hemos quedado sin lavadora, existen varias opciones para solucionar este problema, aunque no todas van a ser igual de rentables. En este artículo veremos cómo elegir bien los préstamos personales más efectivos en este caso.

Acudir a los préstamos rápidos que ofrece el establecimiento

La primera opción que podemos contemplar es financiar nuestra compra acudiendo a los préstamos rápidos que ofrece el propio establecimiento en el que vamos a comprar la lavadora. Ciertas superficies comerciales tienen modelos de financiación con un interés muy competitivo para que adquiramos el producto en su tienda, pudiendo aplazar su pago sin intereses. En lugar de darnos el dinero, estos establecimientos nos entregarán directamente la lavadora, aunque es posible que tengamos que pagar la primera cuota a modo de entrada.

Los préstamos rápidos al consumo que ofrecen los establecimientos son totalmente fiables y, además, cuentan con una ventaja. Nos podrán hacer una simulación de las mensualidades y el importe total que tendremos que pagar en la misma superficie.

Problema resuelto y sin costes si pagamos con la tarjeta de crédito de esta misma tienda

Otro crédito al momento que podemos utilizar en el propio establecimiento es la tarjeta de crédito que emite la tienda. Con este método de pago podremos llevarnos la lavadora a casa y pagarla al mes siguiente de la compra cuando volvamos a disponer de ingresos en nuestra cuenta sin pagar intereses. Sin embargo, es una alternativa que sólo podemos contemplar si ya tenemos un plástico en nuestra cartera. Si la solicitamos, tendremos que esperar a que nos la aprueben y recibirla en casa, lo que puede tardar varios días dependiendo de la empresa que la emita.

Los créditos rápidos a plazos, más cantidad y más tiempo para reembolsarlos

Otra opción que tenemos para adquirir una lavadora es un crédito rápido a plazos. Con esta financiación al instante podremos acceder al dinero que necesitamos de forma rápida y sin entidad bancaria de por medio. Además, tendremos un plazo mínimo de dos meses en el caso del Crédito Rápido de Creditea para reembolsar el crédito al momento y la posibilidad de solicitar hasta 3.000 euros. Estas son algunas de las condiciones que ofrece esta financiación al instante:

Prestamista Cantidad máxima Coste Plazo Ventajas Me interesa
 Crédito Rápido Creditea 3.000 €  2,99 % TIN  Desde 2 meses hasta 3 años
  • Sin cambiar de banco
  • A través de Internet
  • Dinero al momento

En cuanto a los intereses, tendremos que pagar algo más de 20 € por los dos meses que hemos establecido para reembolsar el capital. Una alternativa más cara que la que nos podemos encontrar en una gran superficie pero bastante más barata que otras, como ocurre en el caso de los minicréditos.

Minicréditos, los préstamos rápidos más populares

Recurrir a un minicrédito puede ser una de las primeras opciones que se nos vienen a la mente si necesitamos 350 euros para comprar una lavadora nueva. Además, podemos solicitarlos de forma rápida a través de Internet y sin cambiar de banco. Dependiendo del importe máximo del prestamista y de la cantidad que necesitemos podremos contemplar o no esta alternativa. Existen mini préstamos rápidos que ofrecen hasta 400 euros como ocurre en el caso MoneyMan. Además, cuenta con las siguientes condiciones:

Prestamista Cantidad máxima Coste de 100 € a 30 días Plazo Ventajas Me interesa
 Minicrédito MoneyMan 400 € (nuevos clientes)  33 € Hasta 62 días
  • Sin cambiar de banco
  • A través de Internet
  • Dinero al instante

Sin embargo, tendremos que pagar intereses por obtener la financiación. En el caso de un préstamo de 350 euros a devolver en 30 días tendremos que pagar un coste adicional de 132 euros por resolver nuestro contratiempo. Casi una tercera parte de lo que cuesta nuestra lavadora. Un incremento de más de 100 euros en comparación con un crédito rápido pero que debemos contemplar en el caso de que nos queden pocos días para volver a disponer de ingresos en nuestra cuenta. También pueden ser útiles en aquellos casos en los que el prestamista ofrezca financiación al instante gratuita.

Elegir bien el producto crediticio que vamos a utilizar a la hora de resolver un contratiempo puede suponer un ahorro si sabemos cómo funcionan los distintos préstamos rápidos que existen en el mercado. Con todos ellos podremos resolver el mismo problema, aunque no con los mismos resultados.


Autor: Nerea Ortiz


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.